Bienestar

¿Deberías besarte en una primera cita?


Si está teniendo una excelente primera cita con alguien, la conversación fluye y puede sentir las chispas volando entre ambos, puede que se pregunte si debería besar a esta persona al final de la cita. Por un lado, está claro que disfrutaste tu tiempo con esta persona y te reíste un poco, pero por otro lado, ¿es demasiado demasiado pronto?

No es sorprendente que haya una gran variedad de opiniones diferentes sobre si debes o no besarte en una primera cita. Cuando se trata de tu vida amorosa, es importante entender los diferentes puntos de vista para determinar qué funciona mejor para ti.

1. Puedes ver si tienes química

Uno de los beneficios de besarse en una primera cita es que puede ayudarlo a determinar si hay química entre usted y su cita. Si bien es posible que haya tenido éxito y tenga mucho en común, besarse en una primera cita le permite ver si tiene algún potencial romántico en lugar de potencial platónico. Si el beso es tan fantástico como la fecha, este puede ser un gran indicador de que tienes estilos que coinciden. Si el beso resulta ser malo, esto puede ser un indicador temprano de que es posible que no tenga estilos sexuales compatibles, lo que podría convertirse en un problema en el futuro.

2. es divertido

Otra razón por la que a la gente le gusta besarse en una primera cita es que besarse es simplemente agradable. Cuando haya tenido una primera cita divertida, atractiva y emocionante con alguien, sellar la fecha con un beso francés fabuloso puede ser una forma de agregar un signo de exclamación en un gran momento que pasaron el uno con el otro. Y en algunos casos, besarse en una primera cita puede dejarlos a ambos entusiasmados por verse y besarse, nuevamente en el futuro.

3. Deja tu cita con ganas de más

Quienes se oponen a besarse en una primera cita a menudo creen en la mentalidad de "menos es más". Aunque claramente pasaste un buen rato con esta persona, hay algo en dejarlo con ganas de más que pueda funcionar a tu favor. Al retener un beso en una primera cita, tu cita puede preguntarse cómo es besarte y estar aún más motivado e inclinado a invitarte a salir en una segunda cita. Jugar duro para comenzar puede comenzar en la primera cita cuando decides guardar tus besos para otro momento.

4. No te garantiza una segunda cita

Si te preguntas si deberías besarte en una primera cita, la cruda verdad es que no significa que tendrás otra cita con esta persona. Hay muchos daters que terminan besándose al final de una gran primera cita, pero que nunca más vuelven a saber de esta persona. En algunos casos, besarse en una primera cita puede significar simplemente que está besando a esta persona adiós para siempre, ya que muchas personas que tienen citas en serie o que solo están interesadas en engancharse pueden recibir el beso ahora solo para fantasmaarlo más tarde.

5. Es tu decisión

Cuando se trata de besarse en una primera cita, es importante recordar que es totalmente su decisión. Como no hay dos primeras citas iguales, depende de usted decidir si desea besar a esta persona o no. Y en la mayoría de los casos, esto simplemente sucede en el momento. Hay muchos factores que pueden desempeñar un papel en esta decisión, y a veces la ubicación de la primera cita, la hora del día o incluso el clima pueden ser la razón para besarse o no besarse al final de la fecha.

La clave es confiar en tu instinto e ir con lo que te dicen tus instintos, ya que tener una respuesta general a besarse siempre o nunca en una primera cita no es del todo realista. Tienes que confiar en ti mismo, y cuanto más primeras citas tengas, más aplicaciones de citas te unirás, y cuanto más te expongas, mejor podrás reconocer de primera mano si deberías o no besarte. alguien.